Te contamos la historia de hermanos que han jugado en distintas selecciones

No Comment 5 Views

A continuacióni traemos y reprodroducimos un  artículo elaborado por el medio  FIFA.com en el cual mencionan a los hermanos que juegan en diferentes Selecciones.

“Cuando la novelista británica Constance Savery escribió Los hermanos enemigos en 1943, difícilmente podría imaginar que el título de su libro iba a tener un eco semejante en el mundo del fútbol: los hermanos no solo se enfrentan entre clubes, sino también con selecciones nacionales.


Los hermanos Boateng, Pogba, Cahill y Vieri son algunos ejemplos de jugadores que han decidido tomar direcciones opuestas en sus carreras, representando a países distintos. FIFA.com te propone descubrir a algunos de los futbolistas más famosos que han vivido esta situación tan poco habitual.

Duelos históricos


Prince Boateng padre dejó Ghana en 1981 para cursar estudios universitarios en Alemania. Sus dos hijos, Jérôme y Kevin-Prince, empezaron juntos sus trayectorias profesionales en el Hertha de Berlín, pero desde entonces han jugado el uno contra el otro muchas veces en la Bundesliga. Su último enfrentamiento hasta la fecha se produjo el pasado sábado, en un encuentro correspondiente a la sexta jornada. El 23 de junio de 2010, los dos hermanos se cruzaron por primera vez en el panorama internacional, con motivo de un choque entre Alemania y Ghana en el Grupo D de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™. Jérôme vestía en aquella ocasión la camiseta de la Mannschaft, mientras que Kevin-Prince defendía los colores de las Estrellas Negras.

Antes del partido, que se saldó con victoria por 1-0 de los tricampeones del mundo, Kevin-Prince confesó a FIFA.com: “El partido contra Alemania será muy especial para mí. Pero quiero prometerles algo a los hinchas ghaneses: siempre juego para ganar, independientemente de que mi adversario sea mi hermano, mi padre o mi madre”. Jérôme, por su parte, hizo gala del mismo entusiasmo: “Vivo en Alemania. Me gustan los habitantes y la mentalidad de este país. La decisión de Kevin es únicamente asunto suyo. Sigue siendo mi hermano, y me alegro por él”.

Del mismo modo que los Boateng se midieron en el Mundial, Steve y Parfait Mandanda se vieron las caras hace dos años en un partido amistoso entre la selección B francesa y el Congo. Aun así, no llegaron a encontrarse dentro de la cancha, ya que Steve defendió la meta europea en el primer periodo y su hermano no entró en juego hasta el segundo tiempo. Finalmente, su decisión de optar por dos selecciones diferentes quizás haya sido positiva, porque ambos se desempeñan como arqueros. ¡Qué dilema tendría el entrenador si estuviesen en el mismo equipo!

La historia de los Pogba es sensiblemente distinta a la de los Boateng y los Mandanda. Paul comenzó su carrera en Francia, mientras que sus dos hermanos, los gemelos Florentin y Mathias, jugaron juntos en el Celta de Vigo, antes de responder a la llamada del combinado guineano. El pequeño siguió brillando, lo que le permitió fichar por el Juventus y ser convocado por primera vez por la selección francesa el pasado mes de marzo. ¿Se enfrentarán algún día los tres hermanos en el mismo campo?

Un idioma para varias identidades


El escocés es una de las lenguas regionales de Gran Bretaña, y es totalmente distinto al inglés. Esa oposición lingüística parece haberse reflejado en la familia Brown, cuyos tres hermanos, Jim, John y Tom, tuvieron carreras muy diferentes. Jim, nacido en el país de las Highlands, debutó en Estados Unidos, y formó parte del conjunto de las Barras y Estrellas que alcanzó las semifinales de la edición de 1930 de la cita mundialista, pasando a la historia como el autor del único gol norteamericano contra Argentina. Su hermano menor John, en cambio, compitió con Escocia. Tom, por último, nunca tuvo la ocasión de actuar en el plano internacional, por culpa de la Segunda Guerra Mundial.

La historia nos enseña que los primeros hermanos que han jugado con selecciones distintas son los escoceses John y Archie Goodall. Y, por caprichos del destino, ¡ninguno de los dos pudo representar nunca al país de sus raíces! John nació en Inglaterra, y optó por jugar con los Tres Leones. Su hermano Archie vino al mundo en Belfast, y se decantó por la selección irlandesa. Pero, aunque representasen a naciones distintas, los dos vistieron la elástica del Preston North End, que ganó la liga y la FA Cup sin sufrir ni una sola derrota en la temporada 1888/1889. Posteriormente militaron juntos durante un buen número de años en el Derby County.

El delantero Joe Baker jugó con Inglaterra en los años 60, aunque sus padres fuesen escoceses. “Fui el primer futbolista de la liga escocesa que jugaba con la selección inglesa”, recuerda. “Para mí no fue fácil, porque me sentía completamente escocés”. Su hermano mayor, Jerry, tomó una decisión más atrevida si cabe al atravesar el Atlántico para enfundarse el uniforme de Estados Unidos, con el que disputó el Mundial de 1970.

En el hemisferio sur, el australiano Tim Cahill se ha hecho famoso por las danzas tradicionales con las que celebra cada uno de sus goles. El ex del Everton explica que se inspira en el folclore de Samoa, el país de origen de su madre, y al que representó su hermano Chris en la competición preliminar del Mundial de 2010. En los Socceroos, Cahill ha coincidido con Massimiliano Vieri, que ganó la Copa de Naciones de la OFC 2004. Sin embargo, este delantero nunca ha alcanzado en popularidad a su hermano mayor, Christian, que disputó dos Mundiales con Italia. El antiguo artillero del Inter conquistó numerosos títulos durante su larga trayectoria en Europa. “Somos dos hermanos que juegan en dos selecciones distintas”, señalaba entonces Massimiliano. “Es raro, ¿no? Espero que algún día juguemos el uno contra el otro”. Por desgracia, ese deseo no se hizo realidad.

Hermanos a pesar de todo


Los hermanos Baker y Vieri distan de ser los únicos que han jugado en continentes distintos. Michele Andreolo representó a Italia en el Mundial de 1938, en tanto que su hermano Raimondo jugó muchos partidos con los colores de Uruguay. Roy Wegerle se distinguió con Estados Unidos, y dejó a su hermano Steve encargado de representar a Sudáfrica. Royston Drenthe suma una internacionalidad con Países Bajos, mientras que su hermano Giovanni ha optado por la selección de Surinam. Por último, José Luís Vidigal respondió a la llamada de Portugal, al contrario que sus hermanos Lito y Jorge Filipe, que prefirieron ir con Angola.

El caso de Sone Aluko y su hermana Eniola sigue siendo único. Esta última representó a Inglaterra en dos ocasiones en la Copa Mundial Femenina de la FIFA™, y también en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Y su hermano se estrenó con la selección nigeriana en 2009. Sone explica su decisión: “Lo traté con mi familia, y me apoyaron. Dejé que hablase mi corazón”.

Sin duda, una decisión semejante resulta difícil, y es irrevocable, pero todos estos ejemplos demuestran que el fútbol es un deporte mundial, que ignora las barreras geográficas y lingüísticas, incluso entre hermanos.”

About the author

Christian Nacimbera
Periodista con 10 años de experiencia en medio digitales. Fanático del buen fútbol. Además muy critico. Le gusta viajar y conocer estadios por el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked (required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Tweets



Hazte Fan!